KAKÁ también rompe el silencio sobre su separación.

    43
    0

    Las últimas declaraciones de Kaká sobre el rompimiento de su relación han dejado sorprendidos a todos.

    En 2015, estaba en matrimonio, pero mi esposa decidió que ya no quería continuar con la relación, expresó su infelicidad y atribuyó este sentimiento al matrimonio. En ese momento, yo estaba en Estados Unidos jugando para Orlando, mientras que ella expresaba su deseo de regresar a Brasil y terminar con nuestro matrimonio.

    Durante este período, me encontré con un libro llamado Prova de Fogo, que me pareció muy útil, especialmente para quienes enfrentan dificultades matrimoniales.

    A pesar de mis esfuerzos por evitar el divorcio, me encontré en un dilema como cristiano, ya que la enseñanza religiosa nos indica que el matrimonio debe ser duradero. Decidí luchar por mi matrimonio con todas mis fuerzas, pero llegó un punto en el que mi esposa insistió en su deseo de divorciarse.

    Finalmente, ella regresó a Brasil, firmamos los papeles del divorcio y nos separamos en diciembre de 2015. Esto marcó el fin de nuestra historia como pareja, aunque seguimos siendo padres de dos hijos maravillosos, Luca e Isabela.

    Después del divorcio, pasé un año tratando de procesar la situación y reflexionando sobre mi fe cristiana. Busqué orientación de pastores, ya que me sentía en conflicto con los principios bíblicos sobre el divorcio.

    Sin embargo, llegué a comprender que, como cristiano, debía aceptar la voluntad de Dios y seguir adelante, incluso si mi cónyuge no compartía esa misma convicción.

    Aprendí que no se puede forzar a nadie a permanecer en una relación si no lo desean, y que a veces, lo mejor es aceptar el final de la relación y seguir adelante en paz y con respeto mutuo.